MATRIMONIOClausura 4to curso la Escuela para Matrimonios de la Provincia Eclesiástica de Xalapa

El pasado 15 de mayo Obispos, Sacerdotes, Servidores de Pastoral Familiar y Matrimonios Guías realizaron la clausura Online del Curso Cuarto de la Escuela para Matrimonios de la Provincia Eclesiástica de Xalapa, México.

Con la participación de 690 cónyuges que egresaron de esta Escuela, el Pbro. Omar Castillo Rosaldo aperturó el programa con la Oración de gratitud y entrega; y el matrimonio de Amado Ríos y Alma Soberanis, coordinadores provinciales de Pastoral Familiar, dieron la bienvenida a todos los asistentes.

Fue el Pbro. Miguel Santos Escudero, asesor provincial de la Escuela para Matrimonios quien dio los agradecimientos y conclusiones de la Escuela. En su intervención dijo: “Hemos concluido los 8 módulos con sus 32 sesiones, dos retiros y otras celebraciones; aproximadamente 75 hrs en total”.

“Esta Escuela para Matrimonios surgió en una coyuntura de pandemia en la que el aslamiento social ha generado consecuencias graves para las familias y los matrimonios”, señaló.

“Ha partido de una metodología específica, hecha experiencia primera en la Parroquia de la Inmaculada Concepción de la Diócesis de Coatzacoalcos, se dio la apertura para que abriera a la Provincia y desde una invitación de la Dimensión Episcopal de Familia se hizo la invitación abierta a las diócesis, y por lo que hoy estamos ya en 7 países con la presencia de ustedes”, señaló.

“El gran reto que ahora tenemos es dar una respuesta a los desafíos conyugales que enfrentemos; el qué, ya lo conocemos, pero la práctica en su vida conyugal  convoca a «el cómo». Recuerden que la misma planeación estratégica que desarrollamos en esta Escuela para Matrimonios, estableció una VISIÓN con TÁCTICAS específicas a partir de la metodología Holos Edsegovi: Integral, por entero, de ida y vuelta, de principio y fin, de ciencia y sabiduría, de necesidades materiales y espirituales. Matrimonios que reciben la ayuda y a partir de ahí ayudar a otros; evangelizados, pero también evangelizadores: Matrimonios con Misión.  No cabe duda, son nuestros grandes desafíos”, concluyó el clérigo.

Inmediatamente el Obispo de la Diócesis de Veracruz, responsable de las dimensiones Familia y Vida, Monseñor Carlos Briseño, en su exposición dijo: “Antes de mandar a los hijos a la escuela, los padres deberían ir a la suya como cónyuges”.

“La Provincia Eclesiástica de Xalapa se goza con ustedes por este primer paso. Y se esmera en seguir sirviendo con muchos de ustedes, ahora, a otros matrimonios que también sufren y claman ayuda.  No fue sencillo, pues no estamos habituados a «aprender el cómo vivir el matrimonio». Pareciera que la prueba y el error han sido el camino más escogido por los cónyuges hoy en día”, reclamó.

“Hoy recuerdo a un sacerdote español de la Parroquia de San Pedro de Lima Perú, autor de los libros «Y serán una sola carne» y «Espiritualidad Matrimonial» quien en vida se dedicó durante décadas a la Pastoral del Matrimonio y al movimiento “Encuentro Matrimonial Mundial”: EL Padre Vicente Gallo. Decía: «Nadie nació sabiendo, afirma un dicho popular. Ni el leer o escribir; ni aun el hablar siquiera. Todo necesita un aprendizaje. Por eso, todo se nos enseña en base a trabajar en ello; y todo procuramos aprenderlo con el debido esfuerzo. Lo más importante, nos afanamos por aprenderlo mejor. Y para las cosas difíciles, se establecen unas Escuelas a las que se va para aprender»”, dijo.

“Sin embargo, para una cosa tan difícil y tan importante como es saber vivir bien la relación de pareja en el matrimonio, no se siente necesidad de Escuela alguna, se piensa que es algo natural que ya se sabe. Pero ni se nace sabiendo convivir en matrimonio, ni es fácil o normal aprenderlo desde lo que se ve en el entorno familiar y social donde uno se cría”, abundó.

“La mayor parte o quizás todos los matrimonios que uno llega a conocer de cerca, aun el matrimonio de los propios papás, viven improvisadamente su relación de pareja y muchas veces mal; porque tampoco a ellos les enseñó nadie a vivirlo adecuadamente. Los amigos, que se casan también, no le sirven a uno de modelo feliz a imitar, ya que ellos igualmente lo improvisan como pueden, y nunca se les enseñó lo que al respecto deberían saber”, continuó diciendo.

“Estoy convencido de que ni el leerlo repetidas veces, ni el aprenderlo de memoria al encontrarlo aquí, no ya el uno, sino ambos esposos, les servirá demasiado. Necesitan otra cosa: aprenderlo trabajándolo entre los dos, de manera sistemática y guiados por quienes lo saben y lo pueden enseñar. No es una cosa menor entonces. ¡Antes de mandar a sus hijos a la escuela los padres deberían ir a la suya como cónyuges!”, reiteró.

“No es suficiente un retiro ocasional, ni siquiera una instrucción de domingo. Se requiere del esfuerzo permanente donde los Matrimonios estudien sus propios problemas y aprendan a resolverlos. Es la Escuela a la que necesitan acudir. A una Escuela como la nuestra donde la teoría pasa a la vivencia diaria, a la sanación de las heridas del pasado tan presentes y a la entrega a Cristo de su amor conyugal como se vio en las sesiones de esta Escuela”, siguió abundando.

Y remató diciendo:

Y es que vivimos tiempos duros que nos exigen multiplicar la entrega y todos los esfuerzos por «soplarle al amor conyugal para que arda».

“Voltear a ver las estadísticas es terrible. En México el divorcio es ascendente. Y la duración de vivir juntos promedio de los que se divorcian es de 13.5 años”.

“En Veracruz hasta hace 5 años, de 100 matrimonios se divorciaban 11 y se separaban 39. Hoy ya se duplican estas cifras”.

“La violencia familiar ha ido creciendo a pesar de las políticas públicas implementadas y la violencia perpetrada en el territorio estatal, secuestros, levantones, homicidios y suicidios ha engrosado alarmantemente en jóvenes y adolescentes con familias disfuncionales y matrimonios en conflictos”.

“A esto se suma el nuevo modelo de parejas y la legalización del mal llamado “matrimonio” del mismo sexo. El hedonismo perpetrado por gobiernos y mercados globales agudiza y acrecienta terriblemente el problema”.

“Es la Gran Crisis Moral y Social. Según la fuente U. S. Bureau of the Census, desde 1970 al 2000 en E.U.  El porcentaje de matrimonios declinó en un tercio. El porcentaje de divorcios se duplicó. Los nacimientos fuera del matrimonio se triplicaron. El concubinato se ha incrementado un 1,000 %”

“Los estudios muestran que “Cuando el número de familias monoparentales alcanza aproximadamente el 30 %, la comunidad comienza a desintegrarse, y el porcentaje de delitos comienza a elevarse…” “… donde haya una muy alta concentración de familias desintegradas en cualquier comunidad, esa comunidad se desintegrará”, advirtió.

“Según US Dept. of Justice Uniform Crime Report, el 90% de los delitos violentos son cometidos por hombres solteros. Y los hijos de padres solteros o divorciados corren un mayor riesgo de problemas emocionales, delincuencia, abandono escolar, pobreza, abuso del sexo y las drogas”.

“Una paradoja mas del siglo, pues entre otros, algunos de los beneficios personales que el matrimonio resulta se encuentran la larga Vida, la salud, la felicidad, el crecimiento interno, la abundancia, la resistencia y la productividad. Obviamente, conlleva beneficios sociales como la reducción de la delincuencia”.

«De los Matrimonios estables resultan hijos verdaderamente amorosos, basados en el carácter, personalmente satisfactorios, socialmente responsables y capaces de resolver sus conflictos».

Psicólogos, sociólogos, investigadores y diversos especialistas, coinciden y focalizan las causas más preponderantes que “rompen” con los matrimonios. Y que esta Escuela, que hoy clausura su cuarto curso, responde pedagógicamente en sus contenidos de sesiones”.

Inmediatamente el matrimonio de Manuel Gustavo y Lucila Casanova, coordinadores de Pastoral Familiar de la Diócesis de Tuxpan, Veracruz, y alumnos de esta Escuela compartieron su testimonio en su experiencia con este curso. Fue altamente emocionante escuchar cada palabra; y sorprendentes los milagros que Cristo venía realizando en sus vidas, a partir de esta experiencia.

Acto seguido el evento se desbordó con la participación de otros matrimonios.  Fue un gran impacto para todos los presentes escuchar tantos testimonios.

Y la participación de varios países en el relato de sus experiencias durante todo este curso fueron bendecidas con la Celebración Eucarística realizada por Mons. Luis Felipe Gallardo Martín del Campo, Obispo emérito de Veracruz, quien cerró esta clausura.

Arturo Segovia y Nancy Jaimes, directores de esta Escuela hicieron entrega de: un reconocimiento eclesiástico suscrito por Obispos y equipo responsable; y un diploma de la Consultora Edsegovi, diseñadora de este modelo de Escuela. Dos documentos por cada matrimonio participante.

La Escuela para Matrimonios en tiempos de coronavirus ha lanzado el día de hoy su nueva convocatoria al 5to curso que tendrá inauguración el próximo 12 de junio; y su arranque con la primera sesión el lunes 14 de junio de 2021.

¡Deja un comentario!

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

¡Síguenos!

¡Síguenos!

© 2020, Escuela para Matrimonios "La Alegría del Amor" - Todos los derechos reservados.

Abrir chat